Jueves, 03 Diciembre 2015 14:50

Tres gigantes destacados en RSE durante el 2013

Written by
Rate this item
(0 votes)

Durante los últimos años, la Responsabilidad Social Empresarial ha experimentado un fuerte crecimiento, y su práctica ya forma parte de la política y estrategia de las principales empresas del país. Para esta edición, decidimos incluir, a modo de evaluación anual, tres compañías destacadas en la materia: Gerdau Aza, Sodimac y Finning Cat.

Nicolás Sánchez
Periodista revista Cero Riesgo

En nuestro número anterior, iniciamos una sección que permite dar una mirada a temas relacionados con Responsabilidad Social en Chile (R.S.E). Este conjunto de acciones –cuyo campo se asoció en un comienzo al área de relaciones públicas o la filantropía corporativa- con los años pasó de ser una tendencia propia de países industrializados a un ítem imprescindible en la política corporativa de las principales empresas del país.

Conocida por su sigla RSE, o también como Responsabilidad Social Corporativa (RSC), esta práctica puede definirse como “el conjunto de acciones que toman en consideración las empresas para que sus actividades tengan repercusiones positivas sobre la sociedad y que afirman los principios y valores por los que se rigen, tanto en sus propios métodos y procesos internos como en su relación con los demás actores. La RSE es una iniciativa de carácter voluntario” (1). Para esta edición, decidimos incluir, a modo de evaluación anual, tres casos de grandes empresas destacadas por sus prácticas en R.S.E durante 2013: Gerdau Aza, Sodimac y Finning Cat.

La elección obedece a diversos criterios: desde luego, las tres compañías poseen un historial comprobado en materia de crear políticas que generen “valor compartido” con sus clientes y/o comunidades relacionadas. En el caso de las dos primeras, ambas fueron destacadas en el Ranking Nacional en RSE 2013 elaborada por PROhumana, obteniendo Gerdau el primer lugar acreditado con el sello Platino; Sodimac, por su parte, ocupó el 9° lugar entre 18 destacados.

La opción por FinningCat, en tanto, respondió al criterio de incluir a una empresa destacada en políticas de desarrollo sostenible, más allá de lo establecido por algún ranking específico. En este caso, por la inauguración del Finning Instituto Técnico (FIT), dedicado a formar, capacitar y especializar a operadores y mantenedores de empresas mineras.

 

Gerdau: “la R.S.E es una herramienta estable dentro de nuestra estrategia”

Esta empresa, líder en la producción de aceros largos en el Continente Americano y una de las principales proveedoras de aceros largos especiales del mundo, suele destacar entre las mediciones nacionales relacionadas a gestión sustentable y R.S.E.

Además del ranking elaborado por PROhumana, la proveedora de mix de barras y perfiles de acero laminado fue reconocida el 5 de noviembre por el famoso ranking Great Place To Work, el que, junto a El Mercurio, la ubicó en el puesto n° 13 por tener buenas prácticas y fomentar el clima laboral. También fue destacada a fines de octubre por el Monitor Empresarial de Reputación Corporativa (Merco), que le otorgó el 5° lugar como empresa “más responsable”. Esta medición se basó en las respuestas a un cuestionario realizado a 443 directivos empresariales y en el análisis por parte de 323 expertos.

Buena parte de la cultura “verde” o sustentable de la empresa parte desde sus propios procesos de producción, según cuenta Arturo Harlem, jefe de comunicaciones de Gerdau-Chile. “Nosotros no fabricamos aceros, más bien reciclamos acero y ello genera menos impacto porque se usa menos energía, menos combustible fósil. El horno de nosotros es eléctrico y tiene una inversión de 23 millones de dólares en el sistema de captación de emisiones: esta empresa no se detiene cuando hay alarma ambiental porque estamos muy por debajo de la norma que nos exigen”, explica.

Harlem también hace hincapié en el “lado verde” o de sustentabilidad ambiental que tiene la política en RSE de Gerdau. “La RSE debe tener obligadamente una variable que es la sustentabilidad, es decir que todos así se obtienen beneficios para el público que se está apoyando”.

Gerdau AZA –que desde el 1 de junio de 2013 pasó a llamarse sólo “Gerdau”- ha desarrollado conocidos proyectos en materia de descontaminación y RSE. Entre los primeros, el de mayor envergadura ha sido el programa de reforestación en la Región Metropolitana, en el que se ha financiado la plantación de más de 13.000 árboles nativos en 46,2 hectáreas.

“La meta es llegar a 52. Nosotros tenemos que compensar emisiones y esa es una exigencia legal. Ahora, podemos elegir como compensar y escogimos reforestar -que es costoso- porque tiene un mayor impacto en la comunidad y es permanente”, explica Harlem.

actualidad

Otra vía de acción ha sido la de capacitar a los recolectores medianos y primarios de chatarra, con el fin de formalizarlos y asegurar el flujo de chatarra ferrosa, principal materia prima de la empresa. “Desde el 2007 tenemos un programa de proveedores que trata sobre el reciclaje (…) Hace poco dimos charlas de seguridad y temas ambientales a nuestros proveedores de 5 comunas de Santiago, así como también se les apoyó en infraestructura, se les entregaron algunas herramientas mejores para el trabajo”, cuenta Harlem.

El tercer programa es el apoyo al control de la delincuencia, prestando las instalaciones-específicamente el Horno Eléctrico de Acería- para destruir las armas incautadas anualmente a la delincuencia. Entre 2004 y 2012, en el Horno Eléctrico de Gerdau, se destruyeron 65.000 armas.

El plan “Limpiemos Rapa Nui”, en tanto, se inició en octubre de 2009, con el fin de colaborar en el problema de la disposición de residuos sólidos en Isla de Pascua. Hasta el momento, según cifras corporativas, sólo en chatarra se han retirado y reciclado más de 200 toneladas.

Otro de los programas emblemático de RSE que mantiene Gerdau es la Beca Deportista, que cada año premia a un joven deportista con proyecciones. El apoyo de esta beca fue de gran importancia en el desarrollo de la carrera de la balista chilena Natalia Duco, quien se ubicó entre la 9 mejores en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

“La RSE es uno de los pilares que sustenta el negocio”

Respecto a la importancia que la empresa otorga a la práctica de R.S.E, el encargado de comunicaciones es claro en destacar su ventaja estratégica.

“Nosotros simplemente tratamos de hacer las cosas bien. Para nosotros responsabilidad social no es ser bueno, ni filantropía. La RSE, para Gerdau, es una herramienta estable que está dentro de nuestra estrategia. Es uno de los pilares que sustenta el negocio”, sostiene.

“En el fondo, para que esta política pueda ser exitosa, tiene que estar relacionada con el negocio. Tiene que ser un ganar tanto para el que se beneficia como para nosotros.”, concluyó.

 

Finning: eje en la formación técnico-profesional

Desde hace 80 años, Finning es el socio más importante en la distribución de equipos y servicios Caterpillar a nivel mundial. A través de una amplia gama de productos, su apuesta se basa en ofrecer soluciones a la medida para las áreas de minería, construcción, forestal y energía. Esto incluye un plus basado en entregar un servicio de excelencia, asesoría experta, innovación permanente en los productos y altos estándares de seguridad.

En Sudamérica, Finning da empleo a más de 6.600 personas, con presencia en Argentina, Bolivia, Chile y Uruguay. De acuerdo a lo que cita su sitio web, la Compañía, como política “se preocupa de potenciar el crecimiento de dichos países, con el fin de aportar valor no sólo a sus clientes y a las industrias en las que opera, sino también apoyar a la economía local y a la generación de empleos”.

El FIT

El 19 julio de 2013, FinningCat inauguró el Finning Instituto Técnico (FIT). Esta institución educativa se orienta a enseñar, capacitar y especializar bajo un modelo integrado de formación por competencias a operadores y mantenedores de empresas mineras, actuales y futuros técnicos de FinningCat y otros jóvenes de la región que aspiren ser parte de esta industria.

Dos son las carreras que ofrece el FIT: Técnico de Nivel Superior en Mantención y Reparación de Maquinaria Pesada; Técnico de Nivel Superior en Electromecánica, también para equipos de alto tonelaje.

Con una Inversión superior a los 12 millones de dólares, este Instituto de tres pisos se emplaza en Antofagasta y ha sido definido como “sustentable” por su tipo de funcionamiento: por ejemplo, tiene estanques que capturan el rocío nocturno, cuya agua se utiliza para regar los jardines. Su arquitectura, además, aprovecha de forma eficiente la luz solar y está certificada con el sistema LEED (Sistema de certificación norteamericana de edificios sostenibles). Finning: eje en la formación técnico-profesional

actualidad3

La infraestructura del inmueble, en tanto, consta de un taller de más de 1000 M2, 22 estaciones de trabajo y 3 naves de testeo de equipos. Además, posee 18 salas de clases, 9 laboratorios de diferentes especialidades y 8 simuladores de operación de equipos. Todo, con el objetivo de replicar las condiciones reales de trabajo e incluir los mismos estándares de seguridad de una faena minera.

En entrevista para Cero Riesgo, Cristian Silva, Gerente de Capacitación de Finning en Chile, resaltó el potencial aporte que esta nueva institución puede entregar a la zona.“Finning definió hace un par de años que el tema de R.S.E lo iba a canalizar a través de actividades de educación y de formación, ya sea para empleados de Finning o para las comunidades donde estábamos. Incluso como apoyo a nuestros clientes, sobre todo los mineros en las zonas aledañas a las faenas. El tema de R.S.E es muy amplio para nosotros”, explicó.

“El concepto es garantizar la sustentabilidad del negocio, la cual se puede mirar desde varias perspectivas: una es tener la gente, otra es impactar positivamente en las comunidades, etc. Esto viene a aportar al modelo de formación que Finning está llevando a cabo. Hoy en día tenemos alianzas con 15 escuelas a lo largo del país y son institutos de riesgo social. Inclusive, algunos alumnos son becados completamente por nosotros, con el fin de cambiar positivamente sus vidas y su entorno familiar”, detalló el ejecutivo.

En esta línea, la inauguración del FIT incluyó un nuevo convenio de cooperación que permitirá la incorporación del Liceo Los Arenales de Antofagasta a la red de establecimientos técnico - educacionales en alianza con la compañía.

El acuerdo contempla la posibilidad de que los alumnos de la especialidad de mecánica automotriz del establecimiento puedan desarrollar su práctica dual en las instalaciones del FIT, capacitación al equipo docente a través de un seminario anual, entrega de equipamiento y el otorgamiento de becas para que los mejores alumnos egresados del Liceo puedan continuar sus estudios en FIT ”.

 

Sodimac: R.S.E basada en altos estándares

Sodimac es una empresa que opera en el retail, industria donde ha alcanzado una posición de liderazgo en el mercado de tiendas para el mejoramiento del hogar. Su actividad se focaliza en desarrollar y proveer soluciones a los proyectos de construcción de sus clientes, además de satisfacer las necesidades de mejoramiento y decoración de sus hogares.

El año 2013 fue de reconocimientos en materia de responsabilidad social para esta empresa, que cuenta con presencia en Chile, Argentina, Perú y Colombia.

“Desde 2006, hemos trabajado sistemáticamente en una política y estrategia de responsabilidad social, que hemos ido ajustando a los más altos parámetros mundiales existentes. Es así como en todas nuestras operaciones, contemplamos los principales impactos hacia el medioambiente, pero entendemos que esto no basta, por lo que también cuidamos nuestros impactos hacia los clientes, proveedores, comunidades y nuestros trabajadores”, explica Juan Carlos Corvalán, gerente de responsabilidad social de Sodimac.

Según el ejecutivo, desde hace cinco años la empresa da a conocer su desempeño económico, social y medioambiental bajo estrictos estándares internacionales, como los del Global Reporting Initiative (GRI), los principios de Pacto Global de Naciones Unidas y los lineamientos de la ISO 26000 de Responsabilidad Social.

Desde el ámbito de la Comunidad, Corvalán destaca una serie de proyectos, como El Plan Buen Vecino - Sodimac en Acción (apoyo de proyectos que van en ayuda a la comunidad); Círculo de Especialistas Sodimac (CES): capacitación a maestros especialistas y contratistas que sean parte de los clientes de la empresa; Hágalo Usted Mismo: asesoría a los clientes en temas relacionados con el mejoramiento del hogar, y apoyo a campañas solidarias.

Respecto al personal, la empresa dispone de políticas de formación para sus trabajadores, a través de diversos programas de desarrollo relacionados a las áreas de prevención, capacitación, bienestar integral, clima laboral y comunicaciones internas.

En el ámbito del Comercio Justo, Sodimac desarrolló el proyecto “Manos de mi Tierra”, iniciativa piloto desarrollada en la tienda Homy de Las Condes, que busca entregar una oportunidad comercial a pequeños artesanos nacionales. Esto, a través de una alianza público-privada que cuenta con el apoyo de FOSIS y la organización Comparte.

actualidad4

Medio ambiente

Frente a las comunidades que rodean a sus tiendas inauguradas en 2013, la firma optó por incorporar el estudio “Pulso de Comunidades” que les permite conocer las inquietudes de sus vecinos respecto del impacto que provoca la apertura o remodelación de tiendas entre las personas que habitan dentro de su zona de influencia.

“Todas las tiendas inauguradas durante 2013 en Chile se construyeron bajo estándares sustentables, utilizando equipos de iluminación y tecnología que permiten una adecuada eficiencia energética en sus instalaciones”, asegura Juan Carlos Corvalán.

Luego de medir su huella de carbono, en Sodimac se elaboraron diferentes proyectos medioambientales con el propósito de mitigarla. La primera acción efectuada fue la plantación de 16.000 árboles nativos y exóticos en el Parque Metropolitano de Santiago (PMS).

“Esta plantación la hemos hecho con un sistema de riego tecnificado a goteo o a aspersión para asegurar que, efectivamente, puedan crecer, poniendo énfasis en ejemplares nativos como el Quillay, Peumo, Boldo, Maitén y Pimiento. En 2013, terminamos con el proyecto de forestación urbana -16.000 árboles con un prendimiento de 80%- en el Parque Metropolitano de Santiago que se inició en 2011 a raíz de nuestra primera medición de huella de carbono”, cuenta Corvalán.

Otra iniciativa fue la inauguración de la Red Nacional de Puntos Limpios más extensa del país. En estos lugares se reciben doce tipos de materiales, entre ellos: plásticos como PET/PETE, polietileno, polipropileno, poliestireno; vidrios; aluminio, chatarra, latas de conserva, cartones, papeles, diarios y revistas, entre otros. Éstos se compactan y luego son enviados a empresas de reciclaje, maximizando la eficiencia del proceso.