Jueves, 26 Noviembre 2015 12:58

Cascos 2.0: atención con la nueva normativa

Written by
Rate this item
(1 Vote)
El principal objetivo de la “Guía para la Selección y Control de Cascos de Protección de Uso Industrial” es estandarizar los procesos involucrados en la selección, control y sustitución de los cascos en las empresas. El documento rige desde el 1ª de enero de 2013, y fue elaborado por el Departamento de Salud Ocupacional del ISP.
Por Erick Ramírez Guerra
Experto en Prevención de Riesgos

En enero de este año se promulgó una nueva norma técnica que busca entregar lineamientos a las empresas en el uso y selección de cascos de protección. Se trata de la Resolución N°19: “Guía Para La Selección y Control de Cascos de Protección de Uso Industrial”, la cual fue elaborada por el Departamento de Salud Ocupacional del Instituto de Salud Pública de Chile.

Algunos de los factores que originaron la publicación de esta Guía Técnica son las siguientes:

a) Número de lesiones en la cabeza que se generan en el trabajo, las que en Chile llegan al 8.2%. Estas lesiones se producen principalmente por el impacto de objetos que caen, por golpes contra superficies duras y contacto con superficies calientes o energizadas.

b) El casco es un elemento que permite reducir la gravedad de las lesiones producidas por los impactos anteriormente mencionados y sus consecuencias.

c) La gran variedad de cascos existentes que varían en función de los riesgos a proteger.

d) Dado lo anteriormente expuesto el ISP de Chile cree necesario disponer de una guía que exponga los criterios técnicos y las recomendaciones para una adecuada selección, uso, limpieza, mantención, almacenamiento y sustitución de los cascos de
protección.

En las siguientes líneas, se indicarán los puntos más importantes a considerar en las etapas de selección y sustitución:

Selección del casco de protección industrial:

Para la selección del casco es fundamental la información entregada por la identificación de los peligros y la evaluación de riesgos del lugar de trabajo. Por esto, es importante que se identifiquen los procesos, las actividades que se realizan y las condiciones ambientales que pudiesen afectar la vida útil del casco.

atec6

Los aspectos importantes al momento de seleccionar un casco de protección son:

• Identificar los peligros y evaluar los riesgos, con esto, podemos definir en qué actividades se requerirá el uso de casco de protección.

• Considerar las condiciones ambientales del puesto de trabajo (radiación solar, exposición a los agentes químicos, contacto eléctrico, temperaturas extremas)

• Verificar el certificado de calidad del casco de protección, emitido por un organismo autorizado o reconocido por la Autoridad Sanitaria (ISPCH). Para asegurar esta condición, se recomienda revisar el “Registro de fabricantes e importadores de EPP” a través de la pagina web del Instituto de Salud Pública de Chile (www.ispch.cl)

• Consideraciones ergonómicas; el modelo a seleccionar debe adaptarse a las características antropométricas del usuario.

• Compatibilidad con otros elementos de protección personal: el uso del casco no debe interferir la utilización de otros EPP, como por ejemplo: protección ocular, protección auditiva, protección respiratoria.

• Especificaciones técnicas del fabricante, las cuales deben estar en idioma español. Para esto se recomienda, revisar la guía el Anexo N°3 (ficha modelo) de la Guía Técnica.

• Capacitación de personal encargado de compras: Para garantizar la compra correcta del casco, es fundamental que él encargado de adquisiciones conozca las características técnicas requeridas para cada clase de casco.

• Participación de los trabajadores: Es de suma importancia incluir a los usuarios en el proceso de selección del casco, incorporarlos generará un compromiso mayor por parte del trabajador en la correcta utilización de los elementos de protección personal. 

Sustitución del casco de protección industrial:

Uno de los aspectos más llamativos de esta nueva norma es que aborda la problemática respecto a la vida útil de los cascos de protección, señalando dos criterios a considerar:

1. El primer criterio de sustitución es que se trate de un Elemento de Protección Personal que llega al término de su vida útil, por lo que es necesario su reemplazo por uno que tenga las mismas características. El fabricante o importador debe entregar información para aplicar el criterio.

2. El segundo criterio es la sustitución por otro de distintas características. Esto se puede deber a cambios en los procesos productivos, o por factores de incomodidad o por incompatibilidad con otros elementos de protección, (por ejemplo, de tipo ocular o auditiva).

atec5

A continuación se indican las principales condiciones en las cuales la Guía recomienda sustituir un casco de protección:

• Se debe sustituir si al inspeccionarlo presenta algún tipo de defecto como hendiduras, decoloración, grietas, desprendimiento de fibras o si bien el equipo cruje al flexionarlo.

• Se debe sustituir si ha sufrido un golpe fuerte aunque no presente signos visibles de haberse dañado.

• Los cascos de protección fabricados con polietileno, polipropileno o ABS tienden a perder la resistencia mecánica por efecto del calor, frio y la exposición al sol o a fuentes intensas de radiación ultravioleta. Si este tipo de casco se utiliza con regularidad al aire libre o cerca de fuentes de radiación UV -como las estaciones de soldadura- se debe sustituir al menos cada 3 años.

En estas condiciones conviene utilizar cascos de policarbonato, poliéster o policarbonato con fibra de vidrio, ya que resisten mejor el paso del tiempo.

• La sudadera o banda de confort es necesaria para absorber el sudor y reducir la irritación de la piel; por motivos higiénicos, se debe cambiar varias veces a lo largo de la vida útil del casco. 

Por último, queda resaltar que el principal objetivo de la “Guía para la Selección y Control de Cascos de Protección de Uso Industrial” es estandarizar los procesos involucrados en la selección y control de los cascos en las empresas, y de esta forma, aportar como un referente para la protección eficaz de nuestros trabajadores. Por ello, la invitación es a ir más allá del mero cumplimiento de la legislación (ante posibles fiscalizaciones de la autoridad sanitaria), y adherir con conciencia y compromiso los requisitos indicados en este importante apoyo e instructivo.