De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), al menos el 60% de la población mundial es sedentaria y 4 de cada 10 personas sufren de sobrepeso. En Chile, en tanto, estudios realizados en 2010 señalan que la obesidad en la población aumentó de un 23,2% a un 25,1%. Este problema es especialmente sensible en ciertas áreas productivas como la minería, debido a los hábitos alimenticios y la tecnificación del trabajo.